Las 5 clasificaciones sobre las fresas dentales ¿Cómo entender el código ISO?

Las fresas dentales son instrumentos metálicos empleados por el odontólogo para cortar, pulir y tallar de forma precisa. Se utilizan en instrumentos rotatorios dentales como la turbina, el contra ángulo y la pieza de mano. Existen numerosas fresas diseñadas de forma específica para las distintas áreas de la odontología. Hay tantos tipos, formas, tamaños y granulaciones que te aseguramos que es un tema muy interesante. ¿Te gustaría saber más sobre las fresas dentales? ¡Entonces sigue leyendo!

Clasificación ISO de las fresas dentales

Queremos profundizar en sus clasificaciones para hacer que tu compra sea todavía más fácil y que siempre puedas encontrar justo lo que necesitas.

En esta imagen puedes ver una fresa dental con su código ISO.


Codificación ISO de las fresas dentales

Una buena forma de entender todo lo relacionado con las fresas dentales es pensando en los 5 puntos que considera la clasificación ISO sobre ellas:


  1. Según tipo de material
  2. Según vástago
  3. Según forma
  4. Según granulometría
  5. Según tamaño

¡Empecemos!

 

1. Clasificación de las fresas dentales según tipo de material

La composición de las fresas dentales es un aspecto relevante. Antiguamente estaban hechas de acero, sin embargo en nuestros tiempos han surgido materiales que brindan mejores cualidades de corte y durabilidad. Distinguimos principalmente dos:


Fresas dentales de Diamante y fresas dentales de Carbide
    • Fresas dentales de carburo de tungsteno (Fresas de Carbide): Es el material que se erige como el sustituto de las antiguas fresas de acero. El carburo tungsteno tiene una rigidez tres veces superior al acero y es altamente eficiente, además posee una gran durabilidad gracias a sus extraordinarias propiedades de resistencia al desgaste.

  • Fresas dentales de diamante: El diamante es el material natural más duro que se conoce y por supuesto que es el material de elección cuando se trata de desgastar el tejido más duro del cuerpo humano: el esmalte dental. Las fresas de diamante tienen un vástago de acero y una parte activa recubierta por polvo diamante que puede ser natural o sintético. La gran mayoría de las fresas dentales disponibles en el mercado están hechas de diamante sintético y en menor medida encontramos fresas de diamante natural. Normalmente los fabricantes que emplean el diamante natural resaltan mucho esta característica, ya que otorga mayor calidad, eficiencia y durabilidad de la fresa. Desde luego el coste de una fresa de diamante natural es mayor que el de una fresa de diamante sintético.

2. Clasificación de las fresas dentales según el vástago

Se trata de la segunda clasificación más simple y las diferencias entre las tres clases radican en el tamaño, en la velocidad de trabajo que permite cada una y en sus funciones. Existen:

  • Fresas dentales para turbina: El instrumento rotatorio sin duda más veloz requiere una fresa dental con características especiales. El extremo es libre y el diámetro del vástago mide 1,6 mm. Se les conoce también como fresas de alta rotación, fresas de alta velocidad o Fresas FG (Friction Grip). También de acuerdo al largo de su vástago por las siglas FGM (Friction Grip Mini) o FGL (Friction Grip Long).
  • Fresas para contra ángulo: Su diámetro es de 2,35 mm y es característico observar una muesca en su extremo no activo. También se conocen como Fresas RA (Right Angle), fresas CA o simplemente fresas de baja velocidad.
  • Fresas para pieza de mano. El diámetro del vástago también es de 2,35 mm igual que las fresas de contra ángulo, pero es una fresa considerablemente más larga. También se conoce como Fresa HP o fresa para pieza recta.

Fresas dentales para turbina, contra ángulo y pieza de mano

3. Clasificación de las fresas dentales según su forma

¡Son muchísimas! Y sus nombres están dados por la similitud que tienen con otros objetos más cotidianos. Mencionamos algunas:


  • Fresa de bola: Quizá la más común de todas, se utiliza para abrir cavidades o crear retenciones en operatoria dental y también para crear surcos para prótesis. También son útiles a la hora de abrir y dar forma a la cámara pulpar tras una pulpotomía.
  • Fresa Cilíndrica: Las hay de punta plana, punta redonda o en punta, cada una de ellas diseñada para un fin particular. Por ejemplo, la fresa cilíndrica de punta plana sirve para tallar chamfer de preparaciones para coronas de cerámica.
  • Fresa Cónica: Las hay de punta redondeada o punta plana, por ejemplo, esta última se utiliza para preparaciones de inlay o para biselar y contra-biselar la línea de terminación, entre otras utilidades.
  • Fresa Cono invertido: Entre otros usos, podemos mencionar la apertura de cavidades o crear retenciones (undercuts) en operatoria dental. También se puede utilizar para formar la superficie oclusal.
  • Fresa de Llama: Es la forma ideal que permite una delicada definición de las paredes proximal o buco/lingual en operatoria o prótesis.
  • Fresa de Rueda: Suele utilizarse para crear retenciones mecánicas, cortes profundos y formas oclusales.

Además de éstas, hay más formas como: fresa torpedo, fresa cilíndrica, fresa de rugby o football, fresa de lanza, fresa de cono doble, fresa de pera o piriforme y muchas más.

¡Esta imagen puede ayudar a la imaginación!


Formas de las fresas dentales

4. Clasificación de las fresas dentales según su granulometría

La granulometría de las fresas dentales define que tan agresivo es el desgaste que realiza. El anillo de color que está presente de forma habitual en el cuello de la fresa, determina el grosor del grano. Esta codificación está estandarizada por la normativa ISO y los colores más comunes son:

  • Blanco: Súper fino
  • Amarillo: Extra fino
  • Rojo: Fino
  • Azul: Standard
  • Verde: Grueso
  • Negro: Súper Grueso

5. Clasificación de las fresas dentales según su tamaño

Esta es la clasificación más fina de las fresas dentales. El tamaño de la fresa está determinado por el diámetro de su parte activa y existen muchísimos tamaños.

Ahora que conocemos estas 5 clasificaciones sobre las fresas dentales, seguro que nos resulta muy sencillo entender la codificación ISO. Esta codificación nos ayuda a hablar el mismo idioma a la hora de escoger una fresa dental de distintos fabricantes.

¿Qué otro tipo de fresas dentales existen?

El mundo de las fresas dentales es muy amplio y no se acaba aquí, existen también otro tipo de fresas dentales que están diseñadas para procedimientos odontológicos específicos, por ejemplo:

Fresas para laboratorio dental: dentro de esta categoría encontramos una gran variedad, existen fresas de laboratorio para trabajos sobre metal, escayola, cerámica, acrílicos, etc. 

Fresas de cirugía dental y maxilofacial: existe una gran variedad de ellas para distintas acciones quirúrgicas, por ejemplo: fresas para cortar hueso, fresas para expansión de la cresta alveolar, fresas para elevación del seno maxilar, fresas para implantología dental, etc. 

Fresas para endodoncia: En esta categoría encontrarás desde fresas para apertura de cavidades endodónticas hasta fresas para preparación del conducto, como las Fresas Peeso y las Fresas Gates.

Fresas para laboratorio dental

Distintos usos de las fresas dentales.

Fresas de cirugía dental y maxilofacial

Fresas para endodoncia


Preguntas frecuentes y consejos sobre las fresas dentales

Hemos recopilado algunas preguntas habituales, porque ¡Queremos que lo sepas todo!

¿Cuándo debería comprar una nueva fresa?

Te recomendamos cambiar la fresa tras cinco usos clínicos. De esta forma, evitas un desgaste considerable y, como consecuencia, evitas dañar la pulpa por el calor que genera la fricción excesiva.

¿Cómo debo limpiar mis fresas de diamante?

Te aconsejamos limpiar siempre tus fresas después de cada uso retirando los residuos con un cepillo o en cuba de ultrasonido con una solución de detergente enzimático, esta segunda opción es la mejor para mantener su poder abrasivo.

¿Cómo puedo evitar que mis fresas se oxiden?

¡Muy sencillo!. Escoge soluciones de limpieza y desinfección con protección contra la corrosión, respeta siempre las instrucciones del fabricante respecto a la concentración y el tiempo de aplicación. 

Sabemos que las fresas dentales tienen una gran variedad y que puede ser confuso encontrarlas. Nos encantaría saber si te hacemos el trabajo fácil, siempre agradecemos que nos puedas contactar con tus sugerencias.

No dejes de seguirnos en nuestras redes sociales para enterarte de todas las novedades y seguir refrescando tus conocimientos.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados